El calabozo del Palau Güell

El Palau Güell, obra de Antoni Gaudí, fue convertido al final de la guerra civil y principios de los 40 en una comisaría de policía. Como consecuencia, una de las estancias se habilitó como calabozo y en ella restan casi 200 grafitos realizados por los detenidos. Esta es la entrega de hoy de mi serie Barcelona Secreta en Lavanguardia.com. Podéis leerlo en el siguiente enlace:

El calabozo de Gaudí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s