Sin categoría

la enigmática piedra de Can Senillosa

Una enigmática piedra octogonal y con inscripciones emerge en los jardines de Can Senillosa, en Sarrià. Se trata de un mojón que antiguamente señalaba los límites de la que fue una de las fincas agrícolas más importantes del antiguo municipio y hoy barrio de Barcelona. Esta es la historia de hoy de mi serie Barcelona Secreta en Lavanguardia.com. Podéis leerlo en el siguiente enlace:

La piedra de Can Senillosa

Las bóvedas de un genio

Una sala hipóstila subterránea con columnas de hierro que sostienen decenas de bóvedas tabicadas en la Escola Industrial es uno de los escasos trabajos en Catalunya de Rafael Guastavino, un arquitecto que triunfó en Estados Unidos con su patente perfeccionada de vuelta catalana, con obras como la estación Grand Central i el Great Hall de la isla de Ellis, entre un millar más. Esta es la historia de hoy de mi serie Barcelona Secreta en Lavanguardia.com. Podéis leerlo en el siguiente enlace:

Las bóvedas tabicadas de Guastavino

El campanario inacabado

La iglesia de la Mare de Déu dels Dolors, en Sants, debía tener un campanario de casi 40 metros de altura, pero sus construcción quedó truncada, dejando una imagen de ruina que induce al misterio a quien tiene oportunidad de contemplarlo por su parte posterior. Esta es la historia de hoy de mi serie Barcelona Secreta en Lavanguardia.com. Podéis leerlo en el siguiente enlace:

El campanario truncado

La puerta invertida del Saló de Cent

La noble puerta que da acceso al Saló de Cent fue antes de 1830 la de la sala del Trentenari, donde se reunían una treintena de consejeros que eran como una comisión ejecutiva del gobierno de Barcelona. Se trasladó cuando el edificio del ayuntamiento experimentó su gran transformación y pasó a ser la del nuevo y ampliado Saló de Cent, con la particularidad de que se colocó al revés, de modo que la actual cara interior era la exterior originalmente. Esta es la historia de hoy de mi serie Barcelona Secreta en Lavanguardia.com. Podéis leerlo en el siguiente enlace.

La puerta al revés del Saló de Cent